Cómo organizar un Baby Shower y no morir en el intento

26 febrero, 2019

Son muchas las costumbres y tradiciones americanas que están siendo importadas en España. Halloween es quizá la que más calado ha tenido en la sociedad española, aunque hay otra fiesta popular que le viene pisando los talones. El Baby Shower es una fiesta dedicada a la maternidad. Utilizada para celebrar la futura llegada de un bebé al mundo, su organización corre a cargo de las amigas íntimas de la madre, quienes deben preparar con especial mimo los detalles y los regalos que se le entregarán a la ilusionada gestante.

Durante la celebración de bienvenida al bebé, la tradición marca que las futuras mamás deben compartir con sus amigas el nombre elegido para el retoño, algo que suele ser uno de los secretos mejor guardados, aunque la tendencia se orienta, cada vez más, en revelarlo antes del evento.

 

¿Qué se necesita para un Baby Shower?

No se necesita una gran fortuna para preparar una fiesta agradable y divertida. El truco está en elegir una estancia tranquila de la casa, elaborar una lista de invitados acorde a ella y decidir un menú fácil de elaborar.

Además, un elemento fundamental a tener en cuenta es la decoración de la sala. En este caso, la decoración de este evento tiene que ser llamativa, alegre y divertida, propósito que puede conseguirse a través de varios recursos. Por un lado, si las manualidades son tu punto fuerte, puedes elaborar guirnaldas de colores y globos que animen las paredes de la estancia. Otros elementos a los que suele recurrirse son los globos, las fotos o los nidos de abeja.

Sin embargo, si lo quieres es sorprender no puedes olvidarte de darle el protagonismo que merece una primera plana de El Periódico de tu Día. Se trata de una lámina enmarcada que imita a la portada de un periódico. En este caso, su fecha sería la del día en la que los futuros papás supieron que su bebé estaba en camino.

 

 

Las noticias a nivel nacional e internacional de ese día aparecerían en la portada, además de otros elementos como la película del año o el libro más vendido. Acompañando a esta información aparecería la noticia principal: un texto personalizado de los protagonistas con una fotografía. Este regalo no solo serviría para decorar el lugar del evento, sino que es el recuerdo perfecto de una etapa tan especial como es el embarazo.

Y tú, ¿añadirías algo más a tu fiesta Baby Shower perfecta?